Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

Health Care Workers COVID-19 Study

3° Informe Breve: Alcohol y otras drogas en los trabajadores y trabajadoras de la salud.

3° Informe Breve:  Alcohol y otras drogas en los trabajadores y trabajadoras de la salud.

3° Informe Breve: Alcohol y otras drogas en los trabajadores y trabajadoras de la salud.

Documentos adjuntos
3° Informe Breve: Alcohol y otras drogas en los trabajadores y trabajadoras de la salud.Health Care Workers COVID-19 Study

Las prevalencias de consumo durante COVID-19 (consumo mes en trabajadores de la salud, para alcohol, cannabis y sedantes) son mayores que las prevalencias de consumo durante COVID-19 en la población general, así como también mayores que las prevalencias de consumo antes de COVID-19 en la población general.

“COVID-19 Health Care Workers Study” es una colaboración internacional con investigadores de 30 países, que busca evaluar los impactos de la pandemia en la salud mental de los trabajadores de la salud y proponer cursos de acción para esto, poniendo a disposición información rápida y relevante que contribuya a la toma de decisiones orientadas a proteger la salud mental de las/los trabajadoras/es sanitarias/os del país.

En Chile, este esfuerzo es llevado a cabo en conjunto por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, la Escuela de Medicina de la Pontificia Univerisdad Católica, la Universidad Central de Chile, la Universidad de O´Higgins, y el Colegio Médico.

Para realizar el estudio, entre el 19 de mayo y el 2 de julio de 2020, se contactó a 36 centros de salud y agrupaciones médicas a lo largo del país. Se enviaron invitaciones directamente a los correos electrónicos de los trabajadores de estos centros. Se incluyeron todos los tipos de trabajadores.

Se utilizó un cuestionario on-line, construido por un comité de expertos internacionales y basado en instrumentos cuyas propiedades psicométricas son conocidas. En este Informe Preliminar se presentan los resultados para las primeras 954 encuestas. Sin embargo, la recolección de datos continúa hasta el día de hoy. Un 66,4% son mujeres, 33,4% con hombres y 0,2% se definen con un género diferente. El rango de edad fluctuó entre los 20 y 79 años, con un promedio en 37,3 años y desviación estándar de 10,9. Los participantes provienen de todas las regiones del país, concentrándose un 70% en las regiones VI, X y Metropolitana (ver detalles en los mapas). Respecto del lugar de trabajo, un 56,6% trabajan en un centro hospitalario, un 34,8% lo hace en un centro no hospitalario y 8,6% en oficinas administrativas (SEREMI, Direcciones de Servicios de Salud, etc.). Dentro de estos, un 80,6% son Profesionales, 7,4% son Administrativos, 6,9% son Técnicos, 1,1% son Auxiliares, y 4,1% pertenecen a otra categoría.

Conclusiones del Informe Preliminar Nº 3

1. Las prevalencias de consumo durante COVID-19 (consumo mes en trabajadores de la salud, para alcohol, cannabis y sedantes) son mayores que las prevalencias de consumo durante COVID-19 en la población general, así como también mayores que las prevalencias de consumo antes de COVID-19 en la población general.

2. Así como también lo muestran otros estudios para población general, se reporta un aumento de consumo de marihuana y de tabaco, durante la pandemia, en el grupo de trabajadores de salud.

3. A diferencia de otros estudios, para población general, en los que se ha hallado disminución en el consumo durante la pandemia, en trabajadores de salud se reporta un aumento de consumo de alcohol durante la misma.

4. Tal como otros estudios a nivel nacional e internacional lo reportan, en el caso de los trabajadores de salud se observa un aumento en el consumo de sedantes (los estudios no siempre se refieren solo a este grupo, sino también algunos incluyen todo el rango de “fármacos”). No obstante, el aumento en el grupo de trabajadores de salud llama la atención por su particular alta prevalencia.

5. Pocos estudios abordan los efectos del COVID-19 sobre el uso de alcohol y otras drogas en trabajadores de salud. Sin embargo, se han reportado efectos de aumento en trabajadores de primera línea y personal sanitario.

6. Los aumentos en el consumo de sustancias en trabajadores de salud, en comparación con la población general, podrían explicarse por el alto estrés al que han sido sometidos durante la pandemia, así como a la mayor disponibilidad de sustancias, en el caso de los sedantes, por ejemplo.


7. Estos resultados refuerzan la urgente necesidad de abordar los efectos sobre la salud mental en los trabajadores de salud del COVID-19. En este sentido, el uso de alcohol y otras drogas, particularmente el consumo de sedantes, es muy importante. Se requieren estrategias activas de cuidado del personal sanitario, durante la pandemia y sostenidas con posterioridad, que permitan abordar también las consecuencias que estos aumentos de consumo tendrán en el mediano y largo plazo.

Miércoles 2 de diciembre de 2020

Compartir:
http://uchile.cl/sp171372
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: