Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

La Esp frente al cambio climático y la COP 25

COP 25: Visualizando datos de la Emergencia Clímática

COP 25: Visualizando datos de la Emergencia Clímática

Visualizando datos de la Emergencia Climática para la COP 25. Conferencia que se llevará a cabo entre el 2 y 13 de diciembre de 2019 en el parque Bicentenario de Cerrillos, en Santiago.

El 2 de septiembre recién pasado el Rector de nuestra Universidad ha suscrito la carta del clima (Global Climate Emergency Letter) como parte del trabajo del Acuerdo de instituciones de educación por los objetivos de Desarrollo Sustentable (The SDG Accord, 2019).

Esta carta declara la existencia de una emergencia climática y compromete a sus firmantes a trabajar en tres áreas: 

1. Orientar la investigación a la acción en cambio climático. 
2. Ser carbonos neutrales el 2030 o el 2050 a más tardar. 
3. Reorientar el currículo y las actividades de extensión hacia la sustentabilidad ambiental.

COP 25: Visualizando datos de la Emergencia Clímática

Esta línea ascendente con ciclo anual (oscilación estacional de fijación de carbono por fotosíntesis), es conocida como la curva de Keeling. Grafica la concentración de Dióxido de carbono en ppm en Mauna Loa (Hawai) desde 1958. 

Toma su nombre de Charles Keeling (1928-2005), químico e investigador estadounidense que instaló el año 1958, en Mauna Loa, Hawai , un equipo diseñado por él para medir las concentraciones  de dióxido de carbono.
Gracias a su visión, perspicacia y tenacidad, contamos hoy una serie de tiempo de concentración atmosférica con un nivel de precisión de 0,3%. En ese momento la estación registró 313 ppm. El año 2016 superamos el umbral de 400 ppm, considerado de irreversibilidad.
La curva de Keeling ha sido crucial en el análisis y movilización respecto del calentamiento global asociado a las emisiones de carbono por combustibles fósiles y otros productos químicos, así como al consiguiente efecto invernadero.
Sus mediciones confirmaron la hipótesis de Callendar, un brillante ingeniero inglés que ya en 1939 había señalado la vinculación del uso de combustibles fósiles con el calentamiento atmosférico. Callendar se apoyó en los trabajos de Arrhenius y Tyndall del siglo XIX.
Keeling pudo desarrollar sus mediciones a partir del trabajo de coordinación del año geofísico internacional (1957-1958) y conectándose con los investigadores que mostraban que la proporción de carbono 12/14 en los nuevos árboles era mayor, dado que estaban captando carbón de los combustibles fósiles.
Frente al cuestionamiento de las agencias oficiales de que su trabajo no era ciencia básica, Keeling probó que sus resultados producían nuevo conocimiento: usando análisis de splines, mostró que fenómenos oceánicos como El niño, modifican las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono y explican las anomalías de la curva.
Los datos están descargables en el sitio referenciado y son producidos hasta el día de hoy por su hijo.

Keeling, C. (1998). Rewards and Penalties of Monitoring the Earth. Annual Review of Energy and the Environment, 23:25–82.

Viernes 27 de septiembre de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/sp158015
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: