Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

Dr. Aníbal Faundes: "Las tasas de aborto bajan cuando este se legaliza"

Dr. Aníbal Faundes

Dr. Aníbal Faundes

El gineco-obstetra, presidente del grupo de trabajo de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) sobre prevención del aborto inseguro, afirma que la evidencia científica internacional muestra que las tasas de aborto disminuyen cuando este se legaliza.

El connotado gineco-obstetra visitó Chile para participar en el Congreso de Obstetricia y Ginecología, ocasión en la que, además, se reunió con académicos de la Universidad de Chile, en las facultades de Medicina y Ciencias Sociales.

El reconocido profesor empieza la conversación rompiendo un mito: “Lo primero que hay que decir que no es real el concepto que si se legaliza el aborto, las tasas de este aumentan, pues las mujeres van a dejar de usar anticonceptivos para adoptar el aborto como alternativa. Eso no es correcto y es solo un temor infundado”.

-¿Hay evidencia de ello?

-Sí, los antecedentes de muchos países que han dejado de restringir el aborto muestran que este temor no tiene asidero en la realidad. Es el caso de Francia que, luego de 3 o 4 años de oscilación tras la legalización del aborto, disminuyó sus tasas en 20% o Italia que 20 años después de la legalización redujo sus tasas a cerca de la mitad. Otro caso es Turquía: los datos de la Encuesta de Demografía y Salud, seguidos por un periodo de 20 años, demuestran lo mismo.

-¿Qué estudios o publicaciones hay al respecto?

Hay una investigación muy interesante del Dr. Iqbal Shah, de la Universidad de Harvard, que realizó un estudio sistemático de todos los países, en relación a las tasas de aborto tras su legalización, que muestra que estas caen en todas las regiones del mundo, a excepción de Europa Occidental, donde la tasa ya era baja y continuó siendo baja, pero no subió. Este estudio fue presentado en el Congreso de FIGO en Vancouver. Asimismo midió el uso de métodos anticonceptivos: tras la legalización del aborto, la tasa de uso se mantiene constante y en otros sube, como en Europa Oriental.

El Dr. Faundes señala que la hipótesis tras estos resultados es que “el aborto clandestino es comercial; quien se dedica a esto le interesa ganar dinero y parte de su negocio es que la persona regrese por un segundo aborto. Pero cuando el aborto pasa a ser institucional, el aborto deja de tener un objetivo de comercial. Al Estado, a los servicios de salud, les interesa que la mujer no regrese por un segundo o tercer aborto, sino que adopte métodos anticonceptivos. Entonces las mujeres que tienen un primer aborto reciben educación, información, anticonceptivos y seguimiento. Es decir, las mujeres adoptan la anticoncepción y no se exponen a un segundo o tercer aborto, por lo que los estos se reducen. Cuando el aborto es penalizado este se multiplica y no al revés”.

El académico destaca la metodología del estudio que compara los primeros años de legalización del aborto con los años siguientes y que la investigación “no incluye los datos de aborto clandestino, pues estos no tiene registro”.

-En el debate de la despenalización del aborto por tres causales en Chile, algunos parlamentarios plantean no incluir la causal de violación, pues algunas mujeres pueden inventar una violación para conseguir un aborto.

Ese es otro temor infundado. Respondo con nuestra experiencia en Campinas. Desde el año 1996 que está asegurada la atención integral de la mujer que ha sufrido violencia sexual. Es un programa municipal que hemos seguido desde hace 20 años y que, anualmente, recoge los datos de la policía, los servicios de salud y los colegios sobre antecedentes de violencia sexual en mujeres. A través de la red municipal las mujeres agredidas sexualmente reciben atención, educación, prevención de embarazo con anticoncepción de emergencia, de ETS, VIH, apoyo sicológico y seguimiento que incluye la interrupción del embarazo cuando este ocurre. Y hemos podido constatar que hay muchas más mujeres atendidas en los servicios de salud que denuncias en la policía. Es decir, las mujeres violadas van al servicio de salud.

Pero, conociendo el número de violaciones atendidas en los servicios de salud, estimando que todas recibieron anticoncepción de emergencia (AE) y que esta tiene una falla de 2%, se puede calcular el número de embarazos productos de violación. Hemos constatado dos cosas: Primero, que el número de solicitudes de interrupción legal del embarazo por violación disminuye año a año, a medida que las mujeres llegan más oportunamente a consultar y reciben la AE más precozmente. Segundo y más importante, el número de solicitudes de interrupción es mucho menor que el número de embarazos esperados según el número de violaciones. Suponemos que algunas deciden continuar el embarazo, pero no hay ningún indicio de que haya mujeres que simulan violación para obtener un aborto. No hay mentiras, solo mujeres que precisan apoyo, educación, seguimiento y anticoncepción.

Marta Hansen, jefa de Comunicaciones Escuela de Salud Pública

Viernes 13 de noviembre de 2015

Compartir:
http://uchile.cl/sp117138
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: