Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Opinión

Percepción de riesgo y consumo de marihuana en escolares: llamado a un debate responsable

María Elena Alvarado, académica ESP

María Elena Alvarado, académica ESP

Enlaces relacionados
El Mercurio Antofagasta

Cada día son más los adolescentes que perciben el consumo de marihuana como inocuo para su salud, cosa absolutamente errada en base a la evidencia científica publicada. Una reciente revisión de la literatura en torno al tema, publicada en el New England Journal of Medicine en junio de 2014 confirma el efecto adictivo de la marihuana, mostrando que 1 de cada 6 personas que inician el consumo en la adolescencia presentan dependencia a esta sustancia. Puede provocar además alteraciones en la función cerebral de los adolescentes que pueden ser duraderas y que las expone a menores logros educativos, deserción escolar y con esto, a daño social.

En Chile, 1 de cada 3 estudiantes de 8° a 4° medio, declaran haber consumido esta sustancia en el último año. Los resultados del Decimo Estudio de Consumo de Drogas en Población Escolar del SENDA muestran además otro indicador igual o más preocupante, sólo 1 de cada 5 estudiantes considera riesgoso el consumo frecuente de marihuana.

Mucho del debate que se ha generado en torno a la marihuana en nuestro país ha estado centrado en los derechos que tienen los adultos para consumir esta sustancia, principalmente basados en sus libertades individuales, pero ha estado ajeno del debate el impacto que esto puede tener en poblaciones más vulnerables, como niños y adolescentes.

También hemos dejado fuera un aspecto fundamental en la distribución de las consecuencias nocivas del consumo de sustancias, como es la desigualdad. Esto queda claro cuando se muestra como el consumo es similar entre estudiantes de establecimientos públicos, subvencionados y particulares pagados pero el riesgo de dependencia es dos veces y media mayor en los estudiantes de escuelas municipalizadas con respecto a los particulares.

Como sociedad hemos trasmitido una falsa sensación de seguridad que, probablemente, es la responsable en el descenso de la percepción de riesgo del consumo y en el aumento exponencial del consumo de marihuana entre nuestros escolares.

El llamado es a un debate responsable, que considere aspectos como el ciclo vital y la inequidad de nuestra sociedad y que no esté basado en experiencias personales ni en posturas ideológicas, sino que en evidencia científica.

Por María Elena Alvarado, académica ESP

Martes 19 de agosto de 2014

Compartir:
http://uchile.cl/sp104270
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: