Escuela de Salud Pública

Estudio internacional liderado en chile por el Dr. Jorge Ramírez

4°Informe Breve del estudio de Salud Mental en Trabajadores de Salud

4°Informe Breve del estudio de Salud Mental en Trabajadores de Salud

4°Informe Breve del estudio de Salud Mental en Trabajadores de Salud

Dr. Jorge Ramírez, coordinador del equipo chileno de la investigación y académico de la Escuela de Salud Pública.

Dr. Jorge Ramírez, coordinador del equipo chileno de la investigación y académico de la Escuela de Salud Pública.

Documentos adjuntos
4°Informe Breve del estudio de Salud Mental en Trabajadores de Salud

De acuerdo con el informe, que es de carácter preliminar, más del 25% de los y las profesionales consultados aseguran presentar síntomas depresivos de moderados a severos. Indicador llega a un 43% al tratarse de personal técnico.

Esta semana se presentó el 4°Informe Breve del estudio de Salud Mental en Trabajadores de Salud colaboración internacional con investigadores de 30 países, que busca evaluar los impactos de la pandemia en la salud mental de los trabajadores de la salud y proponer cursos de acción para esto. En Chile forman parte del equipo académicos de la Universidad de Chile, Pontificia Universidad de Chile, Universidad Central, Universidad de O´Higgins, y miembros del Colegio Médico. 

“En los primeros informes vimos la gran cantidad de profesionales que estaban en riesgo de tener un trastorno de ansiedad y depresión, bastante en línea con los resultados en otros países o incluso en anteriores pandemias, esencialmente en países asiáticos”, comenta el Dr. Jorge Ramírez, coordinador del equipo chileno de la investigación y presidente del Capítulo Médico del SAMU Metropolitano.

Así la investigación, que se realizó entre el 12 de mayo y el 2 de julio del 2020, arrojando 954 encuestas respondidas, determinó que un 26% de los profesionales clínicos y no clínicos presentan síntomas moderados a severos de depresión. Un indicador que aumenta a 42.9% entre el personal no profesional como auxiliares y técnicos en enfermería, entre otros.

Además, se señala que a nivel institucional más del 75% de los consultados cree que las medidas de protección adoptadas por parte de sus jefaturas han sido insuficientes.

En tal sentido, Jorge Ramírez, quien además es académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile asegura: “Parece de perogrullo, pero hay varias cosas que se pueden realizar que tienen sustento en la literatura y que además resultan costo-efectivas. Se invierte dinero, tiene un costo, pero el retorno que tiene en la salud de los trabajadores y eso proyectado en una mejor atención para la población es mucho mayor. Los trabajadores de la salud requieren condiciones adecuadas”.

Otros factores que inciden en el deterioro de la salud mental según los resultados preliminares del estudio, es la alta cantidad de horas trabajadas y los cambios de funciones durante la pandemia, siendo en este punto, el grupo femenino el más afectado.

“El impacto de la pandemia COVID-19, en la salud mental de los trabajadores en los servicios de salud”, también contó con la colaboración del Dr. Gonzalo Cuadra, magíster en Salud Poblacional, e integrante de la Comisión de Salud Mental del Colegio Médico.

Demandas a las autoridades por falta de planificación y síntomas de depresión

Las conclusiones más relevantes del estudio indican que:

1. Más de un 25% de los profesionales clínicos y de gestión en salud, presenta síntomas depresivos moderados a severos, cifra que aumenta a un 43% en trabajadores de salud clínicos no profesionales, entre los cuales se encuentran técnicos de enfermería de nivel superior y auxiliares de enfermería.

2. Los resultados de los datos preliminares del estudio muestran que quienes  trabajan una mayor cantidad de horas a la semana tienen más síntomas depresivos. Se requieren esfuerzos de planificación por parte de las autoridades para prevenir la sobrecarga laboral. 

3. Más de la mitad de los trabajadores presentaron cambios en sus funciones durante la pandemia, siendo este porcentaje mayor en mujeres. Se observó una asociación entre el cambio de funciones en mujeres y una mayor probabilidad de presentar síntomas depresivos.

4. A nivel institucional, más del 75% de las/os trabajadoras/es señalan que las medidas de protección de la salud mental son insuficientes o han estado ausentes en los centros de salud donde trabajan, y se asociarían a mayor presencia de sintomatología depresiva moderada a severa, sugiriendo la necesidad de tomar medidas de cuidado de salud mental reconocidas y validadas por las/os trabajadoras/es.

5. La literatura internacional sugiere que el apoyo organizacional (medidas de precaución y comunicación efectiva desde los directivos) junto con condiciones adecuadas (descanso, seguridad, capacitación) constituyen factores protectores de la salud mental de los trabajadores de la salud.

El objetivo de estos reportes preliminares es poner a disposición una información rápida y relevante, con la finalidad de contribuir a la toma de acciones que se orienten a proteger la salud mental de quienes trabajen en el área de la salud en nuestro país.

Lunes 3 de mayo de 2021