Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

Los alcances de una política Pública a 14 años del AUGE/GES

La Tercera, edición especial

La Tercera, edición especial

Desde su entrada en vigencia en 2005, el plan de Garantías Explicitas de Salud (GES) o Plan AUGE ha logrado con creces su objetivo inicial: otorgar garantías explicitas para programas, enfermedades y condi- ciones de salud garantizados por ley, sin hacer distinciones entre afiliados a Fonasa o Isapres.

Este primer cambio de paradigma, donde el sistema de salud se centraba como un derecho social, quedó de manifiesto en la Ley N°19.966, la cual ha sufrido modifica- ciones a medida que el país logró un mayor desarrollo económico y social.

Para Óscar Arteaga Herrera, doctor en Salud Pública y profesor asociado de la Universidad de Chile, desde el inicio, la refor- ma que estableció el GES, “tuvo un primer elemento que fue valórico y está asociado a poner el foco en las personas. En efecto, el GES debe entenderse como la expresión de un esfuerzo por cambiar, desde un enfo- que de derecho, el sistema de salud. Esto favorece un mayor control social sobre lo que se explicitó como mínimos de acceso oportuno a prestaciones de calidad con niveles de protección financiera”.
Para tener una idea, el GES sólo cubría alrededor de 40 problemas de salud cuan- do comenzó hace 14 años. Sin embargo, y al poco andar, estas subieron a 56 patolo- gías en 2007; 69 en 2010, y finalmente a 80 problemas de salud en 2013.

Ahora, si se analizan las últimas cifras del Departamento de Estudios y Desarrollo de la Superintendencia de Salud, se puede cons- tatar un aumento progresivo de los casos acumulados del GES. Por ejemplo, entre julio de 2005 y julio de 2010, el número de casos acumulados por GES subió de 1.370.173 a más 10.053.069 casos (Fonasa e Isapres). A la fecha, este número supera los 31 millo- nes de casos, un aumento considerable en un periodo de tan sólo 14 años.

Pero no todo son buenos resultados. Según Óscar Arteaga, “si se considera el número de camas hospitalarias públicas y privadas, tenemos 2,1 camas por cada mil habitantes; mientras que el promedio de la OCDE es de 4,9 camas por cada mil habitantes. Otro punto es el número de médicos y enferme- ras, Chile tiene 2,3 y 2,4 por cada mil habitantes, respectivamente; mientras que el promedio de promedio OCDE llega a 3,3 y 9 por cada mil habitantes. Con brechas de esta magnitud, al establecerse un conjunto de problemas con garantías exigibles, los recursos se enfocan en estas prioridades y los problemas que no son GES, quedan con menor atención”.

En definitiva, y a la hora de hacer un balan- ce de estos 14 años, el Régimen de Garantías Explícitas en Salud ha significado un paso fundamental hacia alcanzar una lógica de seguridad social en el país. “Asociado al pro- cedimiento de priorización, apoyado por evidencia científica, el GES ha sido muy posi- tivo para mejorar la calidad de las políticas públicas”, concluye el doctor en Salud Pública de la Universidad de Chile.

Revisar publicación completa aquí

La Tercera, 28 de julio

Lunes 29 de julio de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/sp156132
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: