Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

Académico ESP diseña guías clínicas para la atención de embarazadas menores de 15 años de Latinoamérica

Prof. Ramiro Molina, académico Programa Salud y Comunidad

Prof. Ramiro Molina, académico Programa Salud y Comunidad

El Dr. Ramiro Molina, académico de la escuela y profesor Emérito de la UCh, está concluyendo una consultoría para el Fondo de Población de las Naciones Unidas cuyo objetivo es la entrega de protocolos clínicos para la atención del embarazo, parto y puerperio de menores de 15 años, los cuales podrán ser adoptados por cualquiera de los 6 países integrantes de ORAS-COHNU.

“Estoy desarrollando una consultoría sobre el diseño de guías clínicas para la atención de adolescentes embarazadas, menores de 15 años, para el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) de la región y el Organismo Andino de Salud – Convenio Hipolito Unanue (ORAS-COHNU), integrado por Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela. El proceso ha sido muy largo, más bien, porque involucra la gestión de varios países”, señala el doctor Ramiro Molina, académico del programa de Salud y Comunidad de la Escuela de Salud Pública de la UCh.

Afirma que “la reunión será entre el 18 y 20 de agosto, en la CEPAL, pues se han integrado representantes del Ministerio de Salud de cada uno de los 6 países, ocasión en que se recibirán las últimas modificaciones. Vienen dos expertas de Argentina, una de Perú, una de Colombia, dos de Chile y la directora técnica del FNUAP y de ORAS-COHNU para Latinoamérica, las doctoras Virginia Camacho y Gloria Lagos”.

Antecedentes del documento

El doctor Molina señala que “en el primer semestre de 2012, ORAS-COHNU/FANUAP llamó a concurso a una consultoría para elaborar guías basadas en la última evidencia disponible para el manejo del embarazo, parto y puerperio en mujeres menores de 15 años, tanto en la esfera clínica como psico-social, orientados a mejorar los resultados maternos y perinatales. La consultoría dio plazo de 2,5 meses para entregar el informe final, con un documento metodológico para discusión y revisión del protocolo por los 6 países participantes y con el objetivo final de probarlo en uno de los Países Andinos”.

Al respecto, indica “me atreví a presentarme a esta consultoría, porque había trabajado desde 1984, durante 4 años, en el sector norte de Santiago, en la atención de adolescentes embarazadas, cuyo modelo se aplicó en 16 consultorios y consistía en hacer normas de atención en el nivel de atención primaria; preparar a todo el personal, tanto matronas, auxiliares como médicos; clasificar a las adolescentes por niveles de riesgo; y determinamos cuáles eran los riesgos predictivos que ocurrían. Y, de esta forma, tener una idea del modelo de atención que deberíamos aplicar en los hospitales, tanto en el San José, José Joaquín Aguirre, como en la clínica psiquiátrica en atención de salud mental y el Instituto Médico Legal, porque trabajamos en el tema de los abusos sexuales, en donde muchos de los embarazos fueron producto de un abuso sexual”.

El académico afirma que “los resultados fueron muy positivos, porque pudimos determinar los factores de riesgo predictivo de las adolescentes embarazadas, disminuimos la mortalidad infantil, neonatal, prácticamente no hubo mortalidad materna y disminuimos la morbilidad materna. Además, en la revisión de la literatura no hay nada publicado: nadie ha publicado experiencias de atención de adolescentes embarazadas en un sistema de atención primaria, segundaria y terciaria con especialistas y evaluación. Los únicos que habíamos publicado éramos nosotros, a nivel interno. Esto es comprensible pues el mundo desarrollado no tiene este problema como un tema de Salud Pública”.

Agrega que “la propuesta del FNUAP fue elaborar un documento borrador inicial para los 6 países, que tuvieran la posibilidad de analizarlo y proponer sugerencias. Los países que tenían experiencia en atención de embarazo adolescente eran muy pocos. Estaba Costa Rica, que ha publicado como Normas Internas de uso en el hospital México, no como resultado; Cuba, pero que no ha publicado resultados; Paraguay, que publicó en 2012 un documento asesorado por el FNUAP de ese país. La experiencia de Chile, aunque de hace 30 años, era la única evidencia practica. En Latinoamérica lo único publicado era lo nuestro, cuyo esquema reformulé y actualicé. En marzo de 2014 me informaron colegas de Colombia que una experiencia semejante a la chilena se estaba desarrollando desde fines de 2011”.

Además comenta que “el informe final con su documento metodológico para ser analizado por los países andinos se elaboró entre el 20 de enero y el 10 de abril de 2013. Un primer análisis se hizo por 6 países andinos el 17 de septiembre de 2013 en Panamá. Posteriormente FNUAP y ORAS-COHNU decidieron, a sugerencia de los países, reconstruir el documento para ponerlo a disposición de los países andinos para que cada uno lo adapte a las diferentes realidades de sus Sistemas de Salud”.

En este ejercicio, “el producto final podría ser aplicado a Chile, pues tiene la infraestructura y el modelo de atención que facilita la aparición de los espacios amigables para la Atención en Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes (SSRA) que, según el ministerio, se multiplicarán como estrategia para disminuir el embarazo adolescente. Especialmente de las menores de 15 años, disminuyendo las tasas de mortalidad perinatal e infantil en madres de este rango de edad, que son aún muy altas”.

Por Sandra Vargas B.

Lunes 4 de agosto de 2014

Compartir:
http://uchile.cl/sp103744
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: