Buscar noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Escuela de Salud Pública

ESP prepara Jornada Nacional de Salud Mental Comunitaria

Jornada Nacional de Salud Mental Comunitaria
Jornada Nacional de Salud Mental Comunitaria

El doctor Rubén Alvarado, coordinador de la Unidad de Salud Mental de la ESP, junto a una red de profesionales de Servicios de Salud Mental a lo largo de todo Chile, organizan una jornada nacional programada para octubre próximo, en la cual se presentarán diversas experiencias locales y se discutirán propuestas, con el fin de transformarlas en recomendaciones para el desarrollo de políticas públicas de salud mental en Chile.

“Estamos planificando una jornada de salud mental comunitaria para octubre en la ESP, cuya idea se forjó en una invitación del Servicio de Salud de Concepción. Ellos realizaron una actividad que buscaba generar un espacio de intercambio de experiencias y conocimientos, acerca de cómo mejorar los cuidados y servicios. Esto nos llevó a la idea de hacer un gran encuentro a nivel nacional, porque mucho del conocimiento no proviene necesariamente de la investigación formal, sino de la misma práctica de los equipos comunitarios, lo que permitirá discutir y analizar críticamente distintas experiencias en diversos ámbitos como la defensa de los DD.HH. de los usuarios, el estigma y la discriminación, etc. La idea es que las propuestas que se formulen se transformen en recomendaciones para el desarrollo de un nuevo plan de salud mental en Chile”, adelanta.

Según el académico, “será un encuentro similar a un congreso, donde se presentarán experiencias locales, las que servirán como insumo para la discusión de las propuestas en el desarrollo de políticas públicas. La actividad, que ya tiene el patrocinio del MINSAL, tendrá página web propia, y los participantes podrán subir sus trabajos, con fotografías, lo que luego nos permitirá tener un libro digital que quede a libre disposición de cualquier persona interesada en el tema”.

Estigma

La jornada que se prepara tiene como sustento el seminario realizado el 5 de mayo pasado“Estigma hacia la enfermedad mental: un desafío para la salud pública”, realizado en la Facultad de Medicina UCh, ocasión que reunió alrededor de 350 personas, principalmente profesionales de la salud, usuarios, familiares, estudiantes y tomadores de decisiones vinculados al Ministerio de Salud.

“Es el primer seminario gratuito a gran escala que se realiza en Chile en torno al tema del estigma de las personas con trastornos mentales. Pensamos inicialmente que llegarían 30 o 40 personas y terminamos con 350. Eso ya fue un tremendo logro, porque el tema del estigma es uno de los grandes problemas que enfrentan las personas a quienes se les hace el diagnóstico de un problema de salud mental, particularmente relacionados con esquizofrenia, que lamentablemente se asocia con características de flojera y violencia, que los estudios desmienten”, explica el doctor Alvarado.

Y agrega que “en la medida en que abordamos el estigma, la discriminación y la exclusión social sobre distintos grupos, lo que hacemos es tratar de generar una sociedad más diversa, tolerante y capaz de convivir entre personas con capacidades distintas y ese es, desde el punto de vista social y político, uno de los grandes logros”.

Respecto a los invitados al seminario, el académico señala “tuvimos grandes investigadores, reconocidos entre los más destacados en el mundo, como Larry Yang y Bruce Link de la Universidad de Columbia. También hubo expositores chilenos que han hecho significativas contribuciones en este campo, como Jaime Sapag, de la PUC; Jorge Chuaqui, de la Universidad de Valparaíso; y jóvenes investigadores de nuestro Instituto De Salud Poblacional, quienes junto a otros de Argentina y Brasil, dieron cuenta de avances y resultados de sus investigaciones”.

En relación a las intervenciones realizadas, menciona que “la mayoría de ellas han usado medios de comunicación masivos, estrategias de marketing social, encuestas a público general, antes y después de una intervención para ver si hay un cambio en conocimientos y actitud, pero también a quienes tienen un trastorno mental para saber si siguen siendo discriminados. Lo que se observa es una mejoría transitoria en las actitudes del público general, pero no se observa ninguna mejoría en el reporte de las personas respecto a que dejen de ser discriminados. Por lo que no se ha logrado un efecto directo en las personas que sufren el estigma”, declara.

Plantea que “se debiera llevar la intervención al mundo más cercano, en donde se mueven las personas que tienen trastorno mental, con dos focos importantes: la familia, la red social y quienes les dan atención en salud. Esto último puede parecer paradójico, ya que el equipo de salud debiese estar sensibilizado con el tema y no debiese tener actitudes estigmatizadoras, pero no es así. Los estudios muestran que una de las fuentes más importantes de estigma y discriminación son los mismos trabajadores de salud, incluso los de salud mental”.

El académico afirma que “por eso uno de los focos ha sido implementar estrategias focalizadas en los equipos de salud, ya sea de APS o de salud mental, así como también en el auto-estigma, que se refiere al fenómeno en el cual la persona internaliza las ideas compartidas culturalmente con su entorno respecto de su enfermedad, y de esa forma se va aislando y perdiendo roles sociales. La idea es abordar todas las estrategias en conjunto, porque una por sí sola no funciona”.

De esta forma, y dado los resultados obtenidos, el doctor Alvarado enfatiza en la necesidad de seguir organizando actividades enfocadas en la salud mental para avanzar así en las materias que aún están pendientes.

Publicado 09/06/2014

Viernes 27 de junio de 2014

Compartir:
http://uchile.cl/sp102519
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: